Montes de Valdueza

También conocido como San Pedro de Montes o San Pedro de Montes de Valdueza) es una localidad del municipio de Ponferrada. Nos encontramos con otro de esos pueblos olvidados, donde el único murmullo que palpita en el ambiente es el de la fauna que habita esos parajes y el hablar de algún visitante, es Montes de Valdueza, donde podemos encontrar una de las piezas arquitectónicas más importantes de nuestra comarca, el Monasterio de Montes de Valdueza. Al igual que la Iglesia de Santiago de Peñalba fue fundado por San Fructuoso entre el siglo VII-VIII. Estuvo ocupado hasta la invasión musulmana, siendo destruido por estos, para más tarde ser reconstruido durante los siglos XII-XIII por San Genadio. Su claustro y su recinto monástico fueron destruidos durante el incendio, conservándose en la actualidad únicamente la iglesia. Es considerado por la nación como monumento nacional desde 1931, y bien de interés cultural, desde 1994. En este monasterio se observan la presencia de varios estilos arquitectónicos, cada uno dejando un vestigio claramente diferenciado, de prerrománico podemos destacar algunos de los capiteles que aparecen en la torre, del románico destacar la torre y la portada que sirve de unión entre la torre y la iglesia, del siglo XVII destacar las ruinas del claustro, las bóvedas de la iglesia y las diferentes fachadas.

Dentro de la localidad de Montes de Valdueza podremos destacar la importancia arquitectónica de la Ermita de la Santa Cruz, con importantes vestigios mozárabes y visigóticos, destacando de esta ermita una inscripción que aparece en la portada y en la que se puede leer: “en honor a la Santa Cruz, Santa María, San Juan Bautista, Santiago, San Mateo y San Clemente” datada de diciembre del 905.

Además de estos dos hechos arquitectónicos de gran importancia para nuestra comarca, podemos destacar que Montes de Valdueza es uno de esos pueblos que nos hace pensar en la vida de nuestros antepasados, apareciendo numerosas muestras de la arquitectura tradicional de la zona, con la mayoría de las casas con cubiertas de pizarra, con muros de piedra sin trabajar y con esos embaucadores corredores de madera que tanto llaman la atención del visitante.

Qué ver y qué hacer

Además de la visita obligada al restaurado Monasterio, este pueblo es una de las entradas al conocido Valle del Silencio.

Si eres caminante o amante de la montaña un camino señalizado con las balizas de pequeño recorrido PR.LE-14 enlaza las localidades de Montes de Valdueza y Peñalba de Santiago. Tiene siete kilómetros de trazado y vienen a recorrerse en unas 2 horas. Parte del recorrido discurre por uno de los canales romanos que llevaban agua a Las Médulas. También pasa junto a la Cueva de San Genadio en Peñalba.

El pueblo es muy pequeño y solo cuenta con una cantina donde te dan una comida sencilla y casera  que sabe a gloria cuidado con un trato cercano y agradable al calorcito de la estufa.

En estos parajes se venera con especial devoción a la Virgen de la Aquiana o Guiana . Dice la leyenda que fue encontrada por unos pastores en la cima del pico de la Aquiana y que la bajaron al Monasterio de San Pedro de Montes, pero la Virgen retornaba a su lugar de hallazgo cuantas veces la bajaran. Por ello se decidió construir una ermita en el pico de la Aquiana.

Junto con las fiestas de San Pedro, a finales de junio, la fiesta de la virgen de la Aquiana son las más concurridas, subiendo en procesión la imagen de la Virgen hasta un lugar llamado del Encuentro en el que se reúne con la Virgen de la Peña de la Aquiana que partía de Villanueva de Valdueza. Desde la cima, un sacerdote bendice los campos y los montes de El Bierzo. Es tradición realizar la subida a la ermita el lunes de Pentecostes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.