Paradela de Muces

En este muncipio comienza el recorrido de la Mirada Circular.

El pueblo nace en el entorno de un manantial abundante, que ya utilizaban los romanos en su camino desde el Monasterio de San Pedro de Montes hacia Las Médulas, para abrevar los animales, de aquí su nombre “paratela/Paradela”. El apellido “de Muces”, se entiende que proviene de un antiguo poblado que se encontraría por la zona.

Su supuesto origen, está en torno al castro prerromano Peña del Hombre.

Qué ver y qué hacer

La iglesia de San Miguel,Situada en la plaza principal del pueblo, la fachada  esta rematada con un gran campanario, visible desde todo el pueblo, compuesta por una nave central, con un gran retablo, de estilo churrigueresco, y dos naves laterales de menor tamaño. En su altar se encuentra una de las pocas imágenes del  anacoreta San Genadio.

La Fuente, situada en la parte baja del pueblo. Data de 1903. Tiene un gran chorro de agua, tejado de pizarra y un gran estanque, donde antiguamente se lavaba la ropa.

El Horno, situado en el camino del “manantial y las huertas”, donde aún se cocinan ricas empanadas.

El Castro peña del Hombre. Su construcción se sitúa en torno al 400-200 a. C. Está construido sin argamasa, según se puede verificar en los restos de las murallas. Cuenta con murallas de más de 3 metros de ancho. Tiene un gran foso, por la parte más accesible (incorporado después de su construcción) con la finalidad de defenderse contra los astures.

El pueblo cuenta con casas rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.