Carucedo

El municipio de Carucedo comprende los pueblos de La Barosa, Campañana, El Carril, Carucedo, Lago de Carucedo, Las Médulas y Villarrando.

En el término municipal se halla el paraje de Las Médulas, explotación aurífera romana declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997 por la Unesco.

Carucedo se encuentra en un entorno natural privilegiado y cuenta además con un patrimonio histórico-artístico de gran valor y reconocimiento.

Qué ver y qué hacer

Carucedo, cuenta con una iglesia de origen románico, que contiene una de las piezas de platería más importante de El Bierzo del siglo XVIII.

Si quieres conocer un poco la historia de esta zona no te olvides de visitar la Casa del Parque de las Médulas, donde te informaran personalmente y mediante recursos audiovisuales sobre todas las posibilidades de tu visita y las zonas de interés del Parque Natural de las Medulas. Te facilitaran material para la planificación de la visita, puedes encontrar imágenes, interactivos y vídeos que muestran los principales valores naturales y culturales, asi como la evolución y huellas que ha dejado el hombre en esas tierras. Podrá entender la modificación y sobreexplotación de este paraje, que formó el paisaje de picachos rojizos que conocemos hoy.

Actualmente se esta restaurando el Castro de las Pedreiras, un yacimiento tipológicamente distinto a los ya conocidos, por ser una villa habitada por la clase directiva de la explotación minera.

Aquí también tenemos una de las mejores zonas de baño del Bierzo, El Lago de Carucedo,con una gran pasarela de madera y una playa en sus orillas cuyo perímetro es de aproximadamente 4 kilómetros y unos 9 metros de profundidad máxima cuyo origen se debe al cierre del valle por los lavados auríferos procedentes de las Médulas, es un vestigio mas que se conserva de la actividad minera del imperio romano.

El Lago está lleno de leyendas. Una de ellas relata que fue formado por la abundancia de lágrimas de la Ondina Carisssia, tan enamorada del general romano Tito Carissio; el que conquistó Lancia y dominó todo El Bierzo, tomando Castro Bérgidum, un altozano que hay cerca de Cacabelos. Pues la Ondina Carissia, que allí vivía en la legendaria ciudad de Lucerna, se enamoró perdidamente del guapo general latino. Pero el romano, dado que la ninfa era astur, raza y pueblo que los romanos tenían que dominar, la burló y la despreció. El amor no tiene razas ni fronteras; la ninfa sintió tal dolor que estuvo muchos años llorando, y tantas lágrimas derramó que se fue formando el mítico lago e inundando la legendaria ciudad de Lucerna. Así se llenó la hoya con agua cristalina, donde el sol refleja sus rayos en una tonalidad azulada, enmarcada entre las espadañas y las juncias. Dice la leyenda que todos los años al amanecer del día de San Juan, cuando se abre el alba y el sol dora las aguas, se vislumbra al fondo el reflejo de la ciudad de Lucerna. En esa noche serena, sala la Ondina Carissia del lago de Carucedo a buscar un guapo mozo que la requiebre de amores. Pero como es tan grande el lago es difícil dar con ella. Alguna vez se ha encontrado en la mañana luminosa el peine de cuerno con alguna hebra de sol entre sus púas, que la ninfa se dejó olvidado en la orilla.

Este Lago es un espacio natural protegido como reserva  ornitológica. En las cercanías del lago, se puede observar un bosque de acebuches,  rodeado de castaños, encinas, juncos.

Recientemente se esta dando a conocer la ruta de los Zufreiros de Frade que parte desde la misma casa del Parque de las Médulas, ruta de senderismo de unos 2,5 km donde se pueden ver alcornoques centenarios.

El Municipio cuenta con restaurantes, bares y alojamientos rurales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.